Ozymandias Percy Shelley   El sueño de perdurar. La necesidad de aterrar para callar los propios miedos. La vanidad que busca darle sentido a una vida que se descascara y se pierde en la arenas del tiempo. “Contemplen mis obras y desesperen!!” es casi el “Dejad toda esperanza” del Dante o el “Lo demás es silencio”de Shakespeare. Hasta el sol será olvidado algún día, todo lo que no se hace para el prójimo es pedantería. I met a traveller from an antique land Who said: “Two vast and trunkless legs of stone Stand in the desert. Near them on the sand, Half sunk, a shattered visage lies, whose frown And wrinkled lip and sneer of cold command Tell that its sculptor well those passions read Which yet survive, stamped on these lifeless things, The hand that mocked them and the heart that fed. And on the pedestal these words appear: `My name is Ozymandias, King of Kings: Look on my works, ye mighty, and despair!’ Nothing beside remains. Round the decay Of that colossal wreck, boundless and bare, The lone and level sands stretch far away”. *———————*****——————–* Conocí a un viajero de un antiguo país que dijo: «dos enormes piernas de piedra Están sin su tronco en el desierto …junto a ellas, en la arena, semihundido descansa un rostro hecho pedazos, cuyo ceño fruncido y mueca en la boca, y desdén de frío dominio,   cuentan que su escultor comprendió bien esas pasiones que todavía sobreviven, grabadas en la piedra inerte, a la mano que se mofó de ellas y al corazón que las alimentó. Y en el pedestal se leen estas palabras: Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes: ¡Contemplad mis obras, oh poderosos, y desesperad! ”No queda nada a su lado. Alrededor de las ruinas de ese colosal naufragio, infinitas y desnudas de extienden las solitarias y llanas...