Madres solas de clase media.

Posted by on Dic 28, 2009 in Blog, Ficción, Literatura | 4 comments

Escrito al estilo Thomas de Quincey El siguiente es un ensayo elaborado por el controvertido sociólogo suizo Alejo Seppey en el cual intenta realizar una prospectiva de las estructuras sociales futuras.- Un reciente informe de una consultora norteamericana llama la atención sobre el incremento de madres solteras mayores de 25 años y con un ingreso consolidado. Este dato arroja cierta duda sobre la evolución del concepto tradicional de familia y sobre el viejo paradigma de la madre soltera como “la costurerita que dio aquel mal paso”. Al parecer un segmento creciente de mujeres profesionales, exitosas y heterosexuales está eligiendo de manera libre y voluntaria el construir una familia sin marido. La pregunta es, ¿es éste un comportamiento racional o forma parte de uno de los tantos ‘cul de sac’ que la madre naturaleza le hace recorrer regularmente a sus criaturas? En mi opinión, éste es un comportamiento perfectamente racional. Es más, es una actitud que guarda una total coherencia con lo que, yo creo, es la tendencia en materia de estructura social; el avance del matriarcado. Hace varios años que los indicadores a favor de un avance hacia la supremacía de la mujer se vienen acumulando de manera indudable. Ya hoy, en los Estados Unidos el número de estudiantes de postgrado mujeres supera al de varones. Y ni que hablar de la brecha en las notas entre ambos sexos. La tasa de crecimiento de alta gerencia mujeres supera los dos dígitos mientras que la de los hombres es negativa. Es verdad que, todavía hoy, el salario masculino es superior al de la mujer; pero esto es porque la cantidad de horas de trabajo que dedican las mujeres descontado los tiempos de maternidad es menor. Pero su productividad horaria es mayor lo que hace preveer que si se dedicaran a trabajar más tiempo esto podría cambiar. El matrimonio monogámico fue una consecuencia lógica de la sociedad patriarcal que hemos vivido hasta hoy y estamos abandonando, lógico es entonces que la misma desaparezca junto con la estructura de la que formaba parte. El matrimonio monogámico era funcional a la sociedad patriarcal porque significaba el único medio oficial de establecer la paternidad del hijo. Es cierto que el matrimonio poligámico al estilo árabe o mormón también lo preservan pero esto hubiera sido un retroceso demasiado significativo para la mujer occidental y, además el costo hubiera sido prohibitivo para amplios sectores de la sociedad. El asunto es que el advenimiento de la mujer a la conducción de la humanidad ha venido acompañada del abandono del rol del hombre como proveedor y como sostén del hogar. Cuando yo era soltero siempre me veía mi mismo como un buen padre pero un pésimo marido. Frente...

Read More

Décima del ser

Posted by on Dic 24, 2009 in Blog, Poesía | 0 comments

Ser eterna transición hacia la nadaTransmigrando en arquetipo cada día.Ser punto, recta, vector. Ser la tardíaFlecha de Nicómaco. Ser la pedradaDe David por una causa sospechadaPero que por eso mismo es no sabida.Ser, en fin, trozo de carne concebidaPor placer, amor o error; en fe engendrada. La ventana me dibuja una mirada¿Quién será esa figura...

Read More

El oficio de vender

Posted by on Dic 23, 2009 in Blog, Economía | 1 comment

“Pero los hombres son esclavos de sus palabras. Se lanzan iracundos contra el materialismo, como ellos lo llaman, olvidando que no ha habido progreso material que no haya espiritualizado al mundo, y que ha habido muy pocos, si los hubo, despertares espirituales que no hayan malgastado las facultades del mundo en estériles esperanzas, en aspiraciones infecundas y, en creencias vacías y entorpecedoras”Oscar Wilde No creo que haya oficio tan maltratado y con peor imagen que el trabajo de comerciante. Aún el oficio de la prostitución presenta ciertos aspectos atractivos y, en cierta medida, llama a la compasión. Pienso que la raíz de todo el problema se encuentra en un cierto resabio medieval en cuanto a lo vil del trabajo comercial en contraposición al del guerrero o monje, tareas reservadas a las clases más nobles de la sociedad. Este hecho, sumado al desprecio medieval para con el manejo del dinero y al trabajo que realizó la intelectualidad del siglo XIX en contra del burgués, ha llevado a que hoy la ocupación de negociar productos y servicios sea vista como una tarea innoble que debe ser dejada a aquellas gentes que, por falta de educación o de alternativa laboral tienen que dedicarse a vender en vez de realizar tareas más edificantes. El vendedor no estudia su oficio en ninguna universidad. De allí se deduce que un comerciante nunca puede ser sabio. Y, por oposición, un sabio nunca será comerciante. Un médico no comercia, un profesor no comercia. Son apóstoles que se mueven en una dimensión superior a la del dinero para internarse en el sacerdocio de su vocación. El comerciante, en el imaginario popular es un sujeto orientado al lucro (esto ya de por sí es unresabio de la moral del medioevo) capaz de calzarle el producto que no necesita a un precio que no puede pagar al primer desprevenido que baje la guardia frente a él. La imagen que se tiene de quien practica el comercio también es graciosa. El arquetipo es el vendedor de autos usados, sujeto de mal gusto que usa trajes de colores impronunciables, congelado en una sonrisa prefabricada y con la capacidad de seducir con sus palabras al más taimado de sus parroquianos. Sin embargo, y más allá de estás caricaturas, el comerciante ha sido el factor más importante para el progreso de la humanidad. Ha sido el verdadero motor de este progreso. Su actitud de lucro lo ha llevado a plantearse de manera obsesiva cuales son las necesidades de la gente. Detrás de cada invento útil, siempre hubo un comerciante buscando divulgarlo y venderlo a la mayor cantidad de gente posible. Pensemos qué sería de la aviación si la hubieran descubierto los monjes del Tíbet...

Read More

Lo afectivo

Posted by on Dic 19, 2009 in Blog, Poesía | 1 comment

Las teorías, las doctrinas, los sistemas se explican, lossentimientosse sienten.M.J.de Larra El mundo duele sin dolor Vacía el vacíoCon su monótona tenacidad de desengañoNos reduce cada vez a la impotenciaNos confina a saber lo que ignoramos. Confunde este amarnos sin sentido,Este buscarnos a través de tantos ojos,Este grotesco gesticular de rostros,Este empirismo sin lógica de lo afectivo. Al celeste de ozono hoy lo recubrenPartículas de agua evaporadaEl tiempo que es potencia para nadaEn mi nada metafísico reloj está explicado. AVANZA LO REALY nos traspasa( Lo dado, lo rogado y los impuestos) AVANZA LO IDEALPor nuestra carne( Palabras, oraciones, prosa y verso). Y saber que lo único importanteEs la empiria sin lógica de los...

Read More

Genealogía del amor

Posted by on Dic 18, 2009 in Blog, Ficción | 0 comments

“Ella era amable y él la amó. Él no era amable y ella no le amó.” (Tragedia popular citada por H. Heine) Tanto se ha escrito sobre las razones y sinrazones del amor que ya es imposible ser original en este tema. Y no es que yo pretenda ser original, pero el asunto aparece demasiado gastado por todas sus aristas (está tan gastado que ya no tiene aristas). El lado romántico se refutó a sí mismo al no poder encontrar un final feliz que no se transforme en una deseperada lucha por el progreso económico, por alcanzar ‘el country’. Su única alternativa digna era el fracaso. Y el fracaso por más noble que éste sea, no es algo agradable. El lado de los que conocen el “precio de todo y el valor de nada” tampoco avanzó mucho. Para el cínico, el amor era una enfermedad, una maldición o un extravío. Enamorarse significaba perder lucidez, rebajar la inteligencia a niveles de asignarle todas las virtudes al objeto amado. En definitiva, el amor es, sobre todo, una sublime estupidez. Terminemos (y nos estamos olvidando de algunos matices importantes) con el bloque de los utilitarios. Estos creyeron encontrar la respuesta en una tautología: “La razon del amor se sostiene en que es útil, pues sirve para que la gente se case (ésta era una forma elegante de decir se aparee) y la especie siga su camino incierto”. Por supuesto, de ninguna manera se detuvieron a analizar el por qué, por ejemplo, un perro no necesita de amor para mantener a su especie. Pero esto los tenía sin cuidado. Además, una vez encontrada la proposición correcta era fácil adaptarla a los requerimientos de la realidad (por ejemplo; ¿quién dijo que los perros no se aman?).Creo que quien estuvo más cerca de una respuesta fue La Rochefoucauld cuando dijo que muy poca gente se enamoraría si no hubiese oído hablar del amor. Se ama como se compra un LCD, un automóvil o un iphone; por imitación. La mejor demostración de esta tesis se encuentra en como va cambiando el amor a lo largo de la historia y en como la mayoría de la gente se restringe a los aspectos externos del amor. Sufren de ilusión amorosa porque creen que es importante estar enamorado. Pero como dije antes, esta idea es la que estuvo más cerca de una respuesta; pero todavía deja muchos cabos sueltos. El más importante desde mi punto de vista es que si en un país existe un millón de enamorados por imitación, debería existir uno al menos real (claro, siempre y cuando éste no sea un mentiroso que inventó la teoría del amor porque no tenía nada mejor que hacer con...

Read More